El sistema presupuestario boliviano y el presupuesto plurianual

El sistema presupuestario boliviano y el presupuesto plurianual

El sistema presupuestario boliviano y el presupuesto plurianual
Germán Molina Díaz*

 * Jefe de la Unidad de Normas Contables, Presupuestarias y Programación de Operaciones de la Dirección General de Contaduría, Viceministerio de Presupuesto y Contaduría de Bolivia.

Punto siguiente

Artículo siguiente

2. Antecedentes

El actual sistema presupuestario de Bolivia se inició en marzo de 1989. De acuerdo a la planificación estratégica de la reforma se estableció una nueva forma de organización del Ministerio de Hacienda, separando las funciones de la siguiente forma: el Área de Presupuesto se hizo cargo de la formulación y las modificaciones presupuestarias; el Área de Tesorería y Crédito Público se responsabilizó por la ejecución y seguimiento presupuestario, control y evaluación del endeudamiento público; y finalmente al Área de Contaduría se asignó el registro de las transacciones presupuestarias, financieras, económicas y patrimoniales del sector público.

Se elaboró un "Clasificador Presupuestario" para integrar la información presupuestaria, financiera, económica y patrimonial; también se desarrollaron "Directrices de Política Presupuestaria"; "Manuales de Formulación del Presupuesto" para los Organismos de la Administración Central, Instituciones Descentralizadas sin Fines Empresariales, Prefecturas, Municipios y Empresas Publicas; software de formulación (SISPRES en hoja electrónica LOTUS) y otros diversos manuales. Todo este esfuerzo estuvo acompañado de cursos de capacitación sobre presupuesto dirigido a todo el personal de las entidades públicas.

La estrategia de la reforma consistió en iniciar la formulación del presupuesto de 1990, antes de la aprobación de la Ley Nº 1178 de Sistemas de Administración y Control Gubernamentales más conocida como la Ley SAFCO (aprobada el 20 de julio de 1990), y apoyándose en la normativa con nivel de Resolución Ministerial Nº 704/89 de 22 de junio de 1989 denominada "Reglamento para la Elaboración, Presentación y Ejecución de los Presupuestos del Sector Público". Inmediatamente después se inició el proceso de ejecución presupuestaria de recursos y gastos por parte del Tesoro y simultáneamente el registro de las transacciones a través de la Contaduría.

El Sistema de Administración Financiera y Control Gubernamentales en Bolivia ha sido conceptualizado, según la Ley No 1178 - SAFCO, como un macrosistema conformado por un conjunto de sistemas interrelacionados; que tiene el objetivo de programar, organizar, ejecutar y controlar la captación y el uso eficaz y eficiente de los recursos públicos para el cumplimiento y ajuste oportuno de las políticas, los programas, la prestación de servicios y los proyectos del Sector Público. Asimismo, permite disponer de información útil, oportuna y confiable, asegurando la razonabilidad de los informes y estados financieros. En este sentido, se logra que todo servidor público, sin distinción de jerarquía, asuma plena responsabilidad por sus actos, rindiendo cuenta no sólo de los objetivos a que se destinaron los recursos públicos que le fueron confiados, sino también de la forma y resultado de su aplicación. Finalmente, desarrolla la capacidad administrativa para impedir o identificar y comprobar el manejo incorrecto de los recursos del Estado.

Han transcurrido trece años del proceso de reforma presupuestaria; se tuvieron cuatro gobiernos democráticos y la particularidad en cada uno de los períodos gubernamentales fue el mantenimiento de la estabilidad macroeconómica y la continuidad con las reformas estructurales que transformaron la economía y el Estado Boliviano. Sin embargo, en la actualidad se presentan problemas en el presupuesto por diversas razones, que deben ser solucionadas, como por ejemplo: a) Es demasiado complejo, el grado de detalle compl;ica innecesariamente el trabajo y eleva los costos a todos los niveles del gobierno; b) Es una clasificación financiera del presupuesto por categorías programáticas muy detallada; c) Tiene un alto contenido inercial de gastos de gestiones pasadas; d) Es aún muy débil la programación financiera del presupuesto por la cantidad de solicitudes de modificaciones presupuestarias, presupuesto adicional y los ajustes que se realizan para el cierre de gestión fiscal; e) No se está utilizando como una herramienta para el desarrollo del país; f) La evaluación presupuestaria no se viene realizando, como consecuencia de la falta de información en el presupuesto sobre programación física; y finalmente g) Se ha convertido en una formalidad legal.

En la práctica existe un Presupuesto por Categorías de Gastos Financieros siguiendo la línea tradicional de una simple lista de gastos (insumos presupuestarios), y no se han expresado los resultados esperados de los programas y proyectos en indicadores de medición de la producción y, por lo tanto, no están sujetos a un examen previo que se utilizaría en la discusión de la formulación presupuestaria en el Poder Ejecutivo y tampoco en el Honorable Congreso Nacional.


Punto siguiente

Artículo siguiente